La venta de casas en Medellín, negocio en franco crecimiento

Vivir en la primera ciudad más poblada del departamento de Antioquia y la segunda de Colombia, puede dar qué pensar acerca de las ventajas que puede llegar a tener elegir este municipio como el destino para adquirir una vivienda, ya que hacer vida en un enorme centro urbano puede ser exactamente lo contrario a lo que se desea. Pero Medellín, a pesar de caracterizarse como una gran capital cosmopolita  alberga zonas circundantes propicias para vivir en paz y tranquilidad.

Como comunas en Medellín se le conoce a los barrios que se encuentran dentro de las zonas urbanas, que son muy amplias, pero por ejemplo, la que lleva por nombre El Poblado que es la más grande y que está conformada por un entorno natural extraordinario por su antecedente agrícola de cultivos frutales y la siembra de caña de azúcar, actualmente, ofrece la posibilidad de conseguir casas realmente bellas, cómodas y enmarcadas en un medioambiente tranquilo y natural.

Pero si se mira hacía las afueras de Medellín podrá toparse con la emblemática ciudad del Envigado municipio asentado en la cordillera central de los andes colombianos más exactamente al sur del Valle de Aburrá, con un clima propicio para una vida de calma y desasosiego, por lo que poder escoger acá una casa es una buena recomendación.

Con una economía que destina a la inversión social más del 80% de sus ingresos, Envigado ha logrado convertirse en un lugar propicio para vivir con las comodidades y la tranquilidad que ofrece su infraestructura, por lo que el amplio y variado mercado inmobiliario está en crecimiento constante, lo que hace de este municipio un lugar atractivo para quienes buscan vivir apartado de las grandes urbes.

La venta de casas en Medellín es uno de los factores que permiten un positivo desarrollo económico de la región, convirtiendo incluso en sus municipios aledaños como puntos importantes para los que buscan una vivienda que cumpla con sus requerimientos de confort, tranquilidad y modernidad.

Mamparas Alicante: embelleciendo un área sensible de la vivienda

Al desear reformar o redecorar una casa la cantidad de opciones disponible en el mercado es casi que infinita. Se puede pensar en la iluminación global y localizada, el mobiliario de salas y habitaciones, la pintura de las paredes, los adornos, los gabinetes de la cocina y un sinfín de cosas más. Por supuesto, los baños no se quedan atrás y unas mamparas Alicante constituyen una excelente idea.

La evolución que han tenido estos ambientes resulta muy impresionante, pasando de ser desagradables, feos y meramente funcionales, en algunas ocasiones, a lugares hermosos, elegantes y atractivos con alternativas para todos los bolsillos y que muchas veces, incluso, podrían fotografiarse y exhibirse en revistas del hogar.

Se le llama mampara a una estructura de cualquier material usada para dividir un espacio en dos zonas. Por lo general, se asocia a las puertas de la ducha y cumple, por un lado, la función de conservar seco el suelo del resto de la habitación si la regadera está abierta. Por otra parte, es una pieza de ornamento que reemplaza eficazmente a la antigua cortina plástica.

Beneficios de la mampara

Cuando el modo común de bañarse era la tina, las cortinas constituían una forma aceptable de aislar la zona. Sin embargo, este sistema fue sustituido por la ducha, principalmente porque la misma permite ahorrar en espacio, agua y tiempo y así, el método asociado también se reemplazó.

Las cortinas podían ser bonitas pero en definitiva no compiten con la versatilidad en formas, diseños y colores de las mamparas que se pueden usar cubriendo el área total o parcial, fijas o con puertas corredizas o batientes, translúcidas o con bosquejos impresos digitalmente, al gusto del consumidor.

Para fabricarlas se utiliza vidrio templado o de seguridad y acrílico haciéndolas seguras para personas con limitaciones de movimiento, en cuyo caso se les incorporan soportes adicionales; pudiendo integrarse asimismo con toalleros y perchas.

Es importante añadir que su gran ventaja estriba en que es posible mantener limpias las superficies pulidas y rígidas con mayor facilidad. De esta manera, contribuyen con la agilización y la eficiencia del proceso de higienización de los baños.