vie. Oct 19th, 2018

Abogados Cáceres: tipos de derecho

La palabra abogado viene del latín “advocatus” que significa llamado en auxilio. Sobre esa base podemos decir entonces que éste es un profesional universitario que conoce las leyes y sus aplicaciones y que procede a auxiliar a todo el que necesita de asistencia jurídica. Si buscas una asesoría legal eficiente los abogados Cáceres se ocuparán de la defensa de tus derechos.

Existen muchas clases de abogados según la rama del derecho en que trabajan. Los que ejercen con generosidad sin cobrar por sus servicios se llaman pro bono o ad honorem. Si por cuenta del Estado defiende a las personas sin capital se denomina de oficio o de turno. El defensor protege al acusado de los cargos del fiscal y trata de demostrar su inocencia. El acusador se dedica en manifestar su culpabilidad.

Entre las áreas más comunes de los conocimientos del derecho están:

  • Civil: aplicado en caso de demandas no penales o criminales
  • Familiar: dedicado a los problemas en las relaciones domésticas como separaciones de cuerpo, divorcios, adopciones y custodia de niños menores de edad.
  • Penal: defensores o acusadores de personas inculpadas de cometer trasgresiones a la ley.
  • Comercial: asociado a creación de empresas, constitución de sociedades, demandas empresariales, etc.
  • Laboral: se ocupa de despidos, indemnizaciones, accidentes laborales, cese por invalidez o jubilación, etc.
  • Tributario: orienta sobre impuestos locales, estatales o federales.
  • Inmigración: aconsejan a aquellos implicados en procedimientos de naturalización o ciudadanía.
  • Intelectual: manejan procesos conexos a patentes, marcas comerciales y derechos de autor.

Aparte de los ya mencionados existe la especialidad constitucional, ambientalista, administrativa, patrimonial, de lesiones personales, de bienes raíces, y algunos más. En cualquier caso, sin importar la necesidad jurídica que Ud. tenga siempre encontrará un profesional del área del derecho capacitado para ayudarle.

Para finalizar, les dejo el decálogo del abogado que incluye sus mandamientos de carácter ético y que por razones morales y humanitarias está obligado a seguir siempre: “ama a tu profesión, estudia, lucha, olvida, piensa, se leal, ten fe, ten paciencia, tolera y trabaja”.