jue. Nov 14th, 2019

Eliminación y limpieza del óxido de un toldo

Un buen mantenimiento para tu toldo es clave para evitar que se acumule óxido en las estructuras que forman el mismo. Para ello es necesario aplicar de forma frecuente aceites, ceras y lubricantes sobre todos los elementos que sean metálicos que están de forma constante expuestos a las inclemencias del tiempo, haga frío, sol, humedad, etc.

No es raro ver como el óxido puede instalarse en los toldos On-line que hayas adquirido de forma fácil, sobre todo cuando el toldo es instalado en una zona que presenta una elevada humedad en el ambiente y las lluvias sean muy habituales. Es por ello que la limpieza del óxido que aparece en el toldo deberá eliminarse cuanto antes, especialmente antes de que se comience a incrustar en zonas de difícil acceso. Es importante eliminar el óxido de la lona del toldo para que el mismo pueda lucir perfectamente nuevamente.

Lo más importante es aplicar aceites, ceras o lubricantes en todos aquellos elementos de tipo metálico que formen la estructura para evitar que el oxido se vuelva dueño del toldo. Lubricar la estructura del toldo será beneficioso para ahuyentar el oxido, corrosión y la humedad. Es importante adquirir un toldo de buena calidad, que posea unos materiales y componentes que reduzcan o prevengan la aparición de óxido, de modo que es mejor pagar algo más y asegurarse de que la calidad es mejor.

2013-06-19 18 19 43

Es importante que los productos empleados para su limpieza sean indicados para ello, y a ser posible que se traten de productos anticorrosivos para reducir las posibilidades de su aparición. En el caso de que el óxido ya haya aparecido en el toldo la mejor forma de eliminarlo será lijándolo y limpiando toda la superficie con un trapo que se encuentre empapado en vinagre. En el caso de que la lija no sea suficiente, emplear un cepillo, manual o automático, será ideal.

Una vez se haya logrado retirar todo el óxido será adecuado aplicar aceite de vaselina para evitar que el óxido vuelva a aparecer. Si no hay manera de eliminar el óxido en alguna zona, lo más conveniente será pintar la zona con pinturas de tipo anticorrosivo, pudiendo aplicar estos sin necesidad de haber eliminado el óxido y eliminando la posibilidad de que aparezca nuevamente.

Deja un comentario