jue. Ene 17th, 2019

Empresas de catering: haciendo de tu evento un éxito indiscutible

Por empresas de catering se conoce a compañías profesionalizadas, contratadas para eventos especiales, que proveen todo lo relacionado con la alimentación. Se ocupan de la preparación, presentación y distribución de comidas en cualquier tipo de actividad o celebración, desde un desayuno sencillo, pasando por un brindis durante un coctel hasta un banquete con meseros, cocina, ornamentación y limpieza, con ocasión de una convención o una boda.

Los platos pueden ser preparados en el lugar del evento o precocinados previamente y solo ser calentados en el momento; incluir un menú completo o solo canapés. Algunos catering solo se encargan de la organización del lugar. Cualquier ocasión donde haya un personal contratado para servir comida, bebida o entremeses califica como tal.

De cualquier forma, los alimentos son el punto de interés. Con la atmosfera apropiada, un experto en aprovisionamiento convertirá el suceso en una ocasión inolvidable. La combinación de alimentos perfectamente preparados con la decoración y la música haciendo el ambiente, será una experiencia extraordinaria que apele a todos los sentidos, inclusive al del tacto.

Al preparar un presupuesto de gastos, el catering pudiera considerar los siguientes aspectos:

  • Requerimientos particulares del cliente, ya sea por salud o de naturaleza alimentaria o religiosa, como podrían ser alergias, víveres kosher o vegetarianos, etc.
  • Definir si los aperitivos se ubicarán en mesas o serán pasados a los invitados. Es conveniente suministrar tres o cuatro variedades de canapés una hora antes de la pitanza.
  • El alquiler podría abarcar mesas, sillas, vajilla, cubiertos, cristalería, mantelería, etc. Debe aclararse previamente quien se encargará de colocar las sillas y las mesas antes del evento y de recogerlas después de su finalización. Esta asistencia pudiera o no estar incluida en el presupuesto.
  • El número de personas a trabajar dependerá del tipo de evento que se realice. Una cena a la carta da más trabajo e incluye más personal que una tipo buffet, por ejemplo.

De modo que a la hora de realizar una fiesta o presentación, personal o empresarial, no permita que pensar en la comida le desvele. Es todo tan sencillo como contratar la compañía de catering apropiada, que se ajuste al presupuesto disponible y ofrezca el servicio de la mejor calidad, adaptado a sus necesidades.