lun. Dic 10th, 2018

Stop a la ansiedad

Falta de aire, nudo en el estómago, sudoración, palpitaciones, taquicardias, cabeza embotada, y otros muchos síntomas son típicos en la ansiedad, un problema que se ha convertido en una especie de plaga en los últimos años, llegando incluso a considerarse una de las afecciones mentales de la Edad Moderna, junto al estrés y la depresión. Evidentemente una persona se puede encontrar ante dos tipos distintos de ansiedad, la ansiedad positiva y la ansiedad negativa, y es de esta última de la que hay que preocuparse.

La ansiedad positiva es aquella que surge ante peligros o riesgos que son reales, pero en cambio, la ansiedad negativa aparece ante peligros imaginarios, respondiendo a miedos que únicamente se encuentran en la imaginación. La ansiedad permite que se huya, permite que la persona se ponga a salvo, evitando una situación determinada. Es por este motivo que cuando una persona padece ansiedad negativa tenga grandes problemas a la hora de poder adaptarse a todos aquellos cambios que van ocurriendo o surgiendo en la vida.
2013-06-28 20 10 09
Cuando la ansiedad se ‘instala’ en su sujeto, se engancha a persona con fuerza, es cada vez más habitual que cada vez sean más los estímulos que desencadenen la ansiedad, y con ella todos sus síntomas asociados. La ansiedad puede afectar a infinidad de tareas de la vida cotidiana desde tener miedo a dar un paseo por el parque hasta tener miedo a ir a comprar a la tienda de debajo de casa.

Con la ayuda y terapia de un psicólogo para la ansiedad Valencia se conseguirá poner solución a este problema tan habitual, a este trastorno tan dañino para la vida cotidiana que impide desempeñar las tareas diarias de forma satisfactoria. A través de la psicología el problema se podrá solucionar de forma rápida, fácil y ágil en la gran mayoría de los casos, siendo un tratamiento algo más largo para los casos de mayor gravedad. Lo más importante es que tu psicólogo te muestre las herramientas precisas a tu alcance para poder eliminar la ansiedad.

Deja un comentario