18 abril, 2021

¿Qué es la Misantropía?

¿Has escuchado acerca de esas personas que sienten que se preocupan por el bien de otras personas de manera desinteresada, incluso a costa del interés propio?. Esa actitud en ellos es lo que conocemos como filantropía. Pero, cuando se siente exactamente lo contrario como la  actitud social y psicológica sentir aversión general al género humano es lo que se conoce como misantropía.

Por lo tanto un misántropo es aquel que demuestra antipatía por los seres humanos y la humanidad en conjunto. Se trata de odio, aversión, desconfianza o desprecio hacia la especie humana, su comportamiento y su naturaleza.

Todas aquellas personas con este sentimiento está motivado por el aislamiento o la alienación social, algunas experiencias negativas o simplemente por desprecio por las características predominantes de la humanidad. Entre las causas de la misantropía se encuentran:

  • Abusos y maltratos
  • Sensibilidad extrema
  • Cansancio de lidiar con los demás
  • Fuertes convicciones políticas o religiosas
  • Idealismo extremo

Aunque el misántropo puede mantener relaciones normales e íntimas con otras personas, normalmente resultan ser muy escasas y pocas llegando a ser muy selectivos con quienes eligen tales relaciones dado que ese desprecio absoluto que sienten hacia las debilidades humanas comunes en los demás y, a veces, en ellos mismos, los hace mantenerse aislados y por lo general solos.

Características de un misántropo

Sin embargo hay características concretas que son muy propias de las personas misántropas pudiendo que entre un individuo y otro  con estas particularidades posean algunas y no necesariamente todas estas muestras de la personalidad pero lo cierto es que un misántropo debe poseer varias para definirse como tal. Entre las características más determinantes podemos encontrar las siguientes: 

  1. Manipulan sin remordimientos.
  2. Muestran sadismo.
  3. Se creen superiores.
  4. Su tiempo libre lo pasan a solas.
  5. Menosprecian las normas.
  6. No sienten pena por la marcha o la muerte de los demás.
  7. Observan con desprecio la política.
  8. No entienden los espacios de participación ciudadana.
  9. Construyen su propia moralidad.
  10. Su forma de expresar las emociones es solitaria y aislada.
  11. Pueden llegar a amar a otros seres vivos.
  12. Su sentido del humor es negro y retorcido.
  13. Disfrutan fácilmente de actos de violencia real o ficticia.
  14. Tienden a ser arrogantes.

Ahora bien esta actitud no es de ninguna manera una condición neuronal, psicológica, ni una enfermedad. Se trata en todo caso según los estudios y la literatura científica una decisión de vida. Sobre este tema se puede ahondar más dando clic en este enlace www.tuinfosalud.com